9-ESTROFAS DE NUEVE VERSOS ESTROFAS CASTELLANAS- LUIS ESTOICO

ESTROFAS DE NUEVE VERSOS

ESTROFAS CASTELLANAS
LA NOVENA, COPLA NOVENA O ENEAGÉSIMA
Es un grupo de nueve versos de arte menor rimados en consonante. Aunque a veces, por influencia de las coplas castellanas o de arte menor, llegó a constituirse en una estrofa con un sistema de tres rimas, terminando en un pareado (abbacaacc).
Lo más común y generalizado es que esté conformada por dos subestrofas menores asimétricas, esto es, por una redondilla y una quintilla unidas, dándose las siguientes fórmulas posibles: abbacdccd, abbaccddc, abbaccdcd, abbacdcdc, abbacddcd.
Luis Estoico
Nombradme vuestro amador
Nombradme vuestro amador
para amaros por entero,
seré vuestro caballero
y seguro servidor
siendo entonces vos motivo
de mi vida y de mi honor,
¡si no moriré de amor
así como de amor vivo
estando de vos cautivo…!
Gómez Manrique
Definición del esfuerzo verdadero
Que los reyes justicieros
y verdaderos y francos,
facen llanos los barrancos,
y los castillos roqueros;
que a la justicia con franqueza
y con verdad esmaltada,
nunca fue tal fortaleza,
tal constancia, tal firmeza,
que no fuese sojuzgada.
Francisco Montoso Morales
Me asomé a la negra reja
buscando tus verdes ojos
y sólo encontré los rojos
clavelitos de la queja.
¿A dónde huye tu mirada
por la abierta ventana?
Ay, mi niña enamorada,
rocío de la mañana
sobre mi alma deshojada.
Otras veces la redondilla trae las rimas cruzadas, obteniéndose, en consecuencia, los siguientes esquemas: ababccdcd, ababccddc, ababcdccd, ababcdcdc, ababcddcd, etc., o bien se invierte el orden de las subestrofas, es decir, la quintilla primero y después la redondilla.
Véase un tipo peculiar de novena, con ocho heptasílabos rematados en endecasílabo final, con tres versos sueltos (abbcddeff):
Luis de Góngora y Argote
Canciones
Vuelas, oh tortolilla,
y al tierno esposo dejas
en soledad y quejas;
vuelves después gimiendo,
recíbete arrullando,
lasciva tú, si él blando;
dichosa tú mil veces,
que con el pico haces
dulces guerras de amor y dulces paces.
La novena aparece también entre los juegos estróficos de los románticos, con variedades diversas, como ésta de redondilla y quintilla mixtas y agudas:
Gertrudis Gómez de Avellaneda
La pesca en el mar
Mirad: ya la tarde fenece…
la noche en el cielo
despliega su velo,
propicio al amor.
La playa desierta parece;
las olas serenas
salpican apenas
su dique de arenas
con blando rumor.
Tipos de COPLAS NOVENAS DE PIE QUEBRADO:
Cristóbal de Castillejo
Estando conmigo a solas
Estando conmigo a solas
me viene un antojo loco
de burlar con causa un poco
de las trovas españolas
al presente;
de aquellas principalmente
muy altas, encarecidas,
excellentes y polidas,
que mucho estima la gente.
Fray Luis de León
Vuestra tirana exención
A mil gentes que agraviadas
tenéis con vuestra porfía,
dejaréis en aquel día
alegres y bien vengadas.
Y por mil partes, volando,
publicando
el amor dirá este cuento,
para aviso y escarmiento
de quien huye de su bando.
Gómez Manrique
Comparación, Coplas a Diego Arias de Ávila
Pues si son pereçederos
y tan caducos y vanos
los tales bienes mundanos,
procura los soberanos
para siempre duraderos;
que so los grandes estados
e riquezas,
fartas fallarás tristezas
e cuidados.
LA NOVENA O ENEAGÉSIMA DE ARTE MAYOR
Está constituida por un cuarteto eslabonado con un quinteto y que cumple con las mismas variedades rimáticas que la de arte menor, siendo la fórmula ABABCDCCD la más usada por poetas como Juan de Mena, Jorge Manrique y Antonio de Guevara.
Alonso o Alfonso de Cartagena
El amor
La fuerza del fuego que alumbra que ciega
mi cuerpo, mi alma, mi muerte, mi vida,
do entra, do hiere, do toca, do llega,
mata y no muere su llama encendida.
Pues ¿qué haré triste, que todo me ofende?
Lo bueno y lo malo me causan congoja,
quemándome el fuego que mata, que enciende,
su fuerza que fuerza, que ata, que prende,
que prende, que suelta, que tira, que afloja.
A dó iré triste, que alegre me halle,
pues tantos peligros me tienen en medio,
que llore, que ría, que grite, que calle,
ni tengo, ni quiero, ni espero remedio.
No quiero que quiere, ni quiero querer,
pues tanto me quiere tan rabiosa plaga,
ni ser yo vencido, ni quiero vencer,
ni quiero pesar, ni quiero placer,
ni sé que me diga, ni sé que me haga.
Juan de Padilla, el Cartujano, empleó para sus “Triunfos” el siguiente esquema: ABBAACCAC
Yo canto las armas de los Palestinos
príncipes doce del Omnipotente,
sus doce triunfos de don excelente,
triunfos de gloria seráfica dinos,
y pongo la tierra debajo los sinos
del cinto dorado de los animales,
y pinto las altas celestes señales
y los fortunados y casos indinos
de los pasados e vivos mortales.
LA ESTROFA FRANCESA DE GIL POLO
Siguiendo el modelo de la escuela de Ronsard, sin tener en cuenta la cuaderna vía, Gaspar Gil Polo adapta el verso alejandrino combinándolo con heptasílabos en su Diana enamorada, bajo el esquema ABBAacCdD:
De flores matizadas se vista el verde prado,
retumbe el hueco bosque de voces deleitosas,
olor tengan más fino las coloradas rosas,
floridos ramos mueva el viento sosegado.
El río apresurado
sus aguas acreciente,
y pues tan libre queda la fatigada gente
del congojoso llanto
moved, hermosas ninfas, regocijado canto.
LA NOVENA ALIRADA
Consta de versos heptasílabos y endecasílabos:
Francisco de Medrano
Oda XXXIV, A Fernando de Soria
¡Ay Sorino, Sorino, cómo el día
huyendo se desliza,
y unos atropellando y otros años
a la muerte corremos a porfía!
¿Tanta priesa a volvernos en ceniza?
Y a tales desengaños,
mal ciegos con afanes ¡ay! tamaños,
irás en sombra de ambición mentida,
fatigamos la vida.
ESTROFAS EXTRANJERAS
LA ESTANCIA SPENSERIANA
Fue la estrofa creada por Edmund Spenser para “La Reina de las Hadas” (Faerie Queene). Consta de nueve versos de los cuales los ocho primeros son endecasílabos y el último alejandrino. Riman en consonante primero con tercero y segundo con cuarto, quinto y séptimo. El sexto con el octavo y el noveno: 11A–11B–11A–11B–11B–11C–11B–11C–14C.
La introdujo desde la métrica inglesa en el siglo XIX el poeta José María Blanco–White.
Luis Estoico
En sueños
En sueños eres mía, sólo mía,
que entre mis brazos tienes la morada
donde vives conmigo noche y día,
eterna y dulcemente enamorada.
En sueños la pasión nos anonada
que nos sentimos fieles a Cupido
sin que a nuestro redor importe nada.
Sólo en sueños ignoro que te has ido,
¡sólo por eso quiero permanecer dormido!
Cabe señalar que en la versificación inglesa los ocho primeros versos son “heroics” (pentámetros yámbicos) y el noveno es un hexámetro yámbico o “alexandrine” (alejandrino inglés).
El pentámetro yámbico es un verso formado por cinco yambos, es decir, es un decasílabo yámbico que equivale, en nuestro modo de medir el verso, por ser de final agudo, al endecasílabo castellano.
El hexámetro yámbico (sies yambos), al estar conformado por dos hemistiquios de final agudo, equivale por lo tanto a las catorce sílabas de nuestro alejandrino.
LA ESTROFA O ESTANCIA DE BALASSI
Usada por el poeta húngaro Balint Balassi (1554-94), consiste en un nonástico cuyo esquema rítmico y métrico es como sigue: 6a-6a-7b-6c-6c-7b-6d-6d-7c.
Egy katonaének, in laudem confiniorum - 'az „Csak búbánat” nótájára
Vitézek, mi lehet
ez széles föld felett
szebb dolog az végeknél?
Holott kikeletkor
az sok szép madár szól,
kivel ember ugyan él;
Mező jó illatot,
az ég szép harmatot
ád, ki kedves mindennél.
Ellenség hírére
vitézeknek szíve
gyakorta ott felbuzdul,
Sőt azon kívül is,
csak jó kedvébűl is
vitéz próbálni indul,
Holott sebesedik,
öl, fog, vitézkedik,
homlokán vér lecsordul.
Veres zászlók alatt
lobogós kopiát
vitézek ott viselik,
Roppant sereg előtt
távol az sík mezőt
széllyel nyargalják, nézik;
Az párduckápákkal,
fényes sisakokkal,
forgókkal szép mindenik.
(…)
ESTROFAS PROPUESTAS EN ÉPOCA RECIENTE
LA LIROPEYA
Basada en la estructura métrica de la lira, Luis Estoico crea en octubre de 2010  esta forma compuesta de nueve versos simétricos respecto del quinto que actúa como bisagra; es decir que si se doblara la estrofa por dicho verso se obtendrían mediante superposición dos liras (7–11–7–7–11–7–7–11–7).
En cuanto a la rima, ésta queda al arbitrio del poeta, siempre que no haya tres versos seguidos con la misma rima ni quede suelto ninguno de los nueve: abbaccddc, abbaccdcd, ababccddc, ababccdcd, aabbacddc, aababcddc, aabbacdcd, aababcdcd, etc.
Incluso podría rimarse de tal modo que en la superposición no sólo se lograse igualdad métrica sino también rimática: abaabaaba, abbababba, abacacaba, abbcacbba, etc.
Cabe ella
Cabe ella todo espanta
de aquesta vega al cristalino cielo
que hasta su pañizuelo
parece tela santa.
Otrosí, el avecilla en pleno vuelo
alegremente canta
con voz de terciopelo.
¡Cabe ella el orbe cúbrese de un velo
de felicidad tanta…!
Biografía del poema
Precisar el momento
es imposible pues ya ni podría
recordar el evento,
la incidencia o el día.
Tuve de niño pasión por leer
sin llevar el recuento:
narración, biografía,
grandes andanzas, también poesía…
¡lo que fuera a entender!
Mas sostengo que algo
hace inclinar nuestra báscula interna,
que nos salta cual galgo
que ninguno gobierna.
Pronto los versos ganaron lugar:
¡escribirlos el dalgo
a pasión tan alterna!
Supe de rimas y tuve la tierna
avidez por trovar…
Sin embargo, faltaba
algo que diera el empuje certero:
todavía ignoraba
mi sentir por entero
¡todo el poder que tenía el Amor!
Y a la vez que escuchaba
repetirse “te quiero”
mi alma extraía del beso primero
¡su poema mejor!
Roberto Santamaría Martín
Primavera
Hoy cantó el ruiseñor,
ya llegó la esperada primavera,
nació para la flor
en la verde pradera.
Ya el ejido frondoso reverdece,
fluyen los manantiales
y empapan los eriales.
Alerta la alondra el nido guarece
entre los matorrales.
LA BURIENA
Presentada el 20 de marzo de 2013 por el Dr. Rafael Mérida Cruz–Lascano, esta estrofa que surge “Burilando las expresiones de amor en una estrofa ENEAGÉSIMA”, se integra de la siguiente manera:
–Un cuarteto de verso quebrado: los versos 1º y 3º alejandrinos y los pares octosílabos.
–Un dístico quebrado: el verso 5º alejandrino y el 6º octosílabo.
–Y un terceto octosílabo.
Su esquema rítmico es: AbAb Ac ddc.
La Niña de Guatemala.
El poema sincero te llega al corazón,
si lo llenas de sosiego
sazonando el amor cediendo la razón
entregado con despego.
Esa niña chapina es mejor expresión
De JOSÉ MARTÍ a su amada.
Que con pasión le cantó
y bellos versos nos dio
pasando en nuestra almohada.
Con igual preceptiva rítmica: Acepta endecasílabos, con versos quebrados septetos … y de igual manera octosílabos con versos quebrados trisílabos.
EL ESPEJO
Esta estrofa creada por el poeta algecireño Juan Emilio Ríos Vera consta de nueve versos que giran en torno al objeto que le da nombre.
Formalmente se estructura de manera especular: comienza con un verso de dos sílabas, al que sigue otro de tres y así sucesivamente hasta llegar a las seis sílabas para luego descender escalonadamente y concluir con un verso de dos sílabas.
Yo
no sé
si soy yo
el que no mira
desde el gran espejo
dorado y triste
o eres tú
en mí
vuelto.

Comentarios

Entradas populares de este blog

POEMA DE NOEMÍ CARRIZO-

ESTROFA ALELUYA - LUIS ESTOICO-2