LOS VIAJES DE AZNAR de Francisco

Salvo que haya cambiado de nacionalidad y yo no me haya enterado, don José María Aznar continúa siendo ciudadano español. Y, como tal, puede moverse por el territorio patrio a su antojo. También, excepto que haya un acuerdo secreto que desconocemos, Melilla sigue siendo una ciudad española aunque se encuentre en el norte de África. Luego no existe razón alguna para que Aznar no pueda viajar a ella al igual que puede hacerlo a Burgos.
¿A qué viene, pues, ese cabreo estúpido del PSOE por su visita a la ciudad norteafricana? ¿Porque se trata de un ex – presidente del Gobierno y temen que les eche en cara su pasividad ante la situación que ellos mismos han permitido? Ése debe ser el motivo. Pues mira por dónde sus temores son infundados. Aznar lo ha dejado bien claro, ha ido sin ánimo de hacer críticas. Pero está claro que ellos siguen teniendo miedo de que sí las haga. Y es que quien no tiene la conciencia tranquila siempre teme que le acusen de algo.
Melilla es española desde los tiempos de los Reyes Católicos, incluso antes que Granada, cuando de Marruecos no existían ni los atisbos. Pero dejemos esto al margen, que ya es demasiado conocido.
Los activistas marroquíes, con pleno consentimiento de su monarca a pesar de la conversación que mantuvo con el nuestro, han decidido reivindicar su nacionalidad y para ello nada mejor que tocarles las narices a los habitantes de la ciudad. Nada de permitir pasar frutas, hortalizas y otros artículos a través de la frontera. Y no permitir a las mujeres marroquíes asistir a sus trabajos, los cuales les permiten sobrevivir en un país donde la pobreza de sus habitantes es harto notoria. Por supuesto que no la del rey, que ése vive mejor que el emperador de la China en sus buenos tiempos.
Pues nada, señores, abastezcamos Melilla desde Málaga – que no es tan complicado – y que ese trabajo lo realicen mujeres andaluzas si es necesario. No creo que en un país con más de cuatro millones de parados falten quienes estén deseando hacerlo. Y las frutas y demás que se las coman, por no decir otra cosa, los mismos activistas y ojalá se les pudran en el sitio donde las pongan.
Y de permitir la mofa y el escarnio sobre nuestras mujeres policías, nada de nada. Si están allí es precisamente para evitar que sean hombres quienes cacheen a las marroquíes, luego deberían estarles agradecidos. ¿No quieren caldo? Pues dos tazas. Que las palpe un aguerrido sargento de la Legión, pero que después no se nos quejen.
Mucho hablar y criticar el viaje de Aznar, ¿pero acaso ha ido Moratinos, o el mismo Zapatero, para ver de solucionar el problema? No. Pues Aznar es libre de hacerlo, al igual que cualquier otro español.
Me parece que lo que aquí faltan son bemoles. Y no lo digo porque la solución tuviese que ser militar, por supuesto. Pero sí un poquito, nada más, drástica. ¿Ponen unas pancartas insultando a nuestra compatriotas de la Policía? Pues se quitan por las buenas, aunque sea en territorio de ellos y que reclamen al maestro armero. Al decir por las buenas me refiero a un oportuno morterazo o a una simple ráfaga de ametralladora. ¿Les parece demasiado belicosa mi idea? Lo dicho, faltan bemoles.
¡Hasta pronto!
Francisco Escobar Bravo

Comentarios

  1. ES UN TEXTO DE OPINIÓN QUE APLAUDO POR SU SINCERIDAD
    Amalia

    ResponderEliminar
  2. Leer ...piensando ...y politica.
    bello texto.
    saludos

    ResponderEliminar
  3. Estoy muy agardecida por tu comentario. La lectura, aún discrepando en las ideas nos expande culturalmente. Un saludito Amalia

    ResponderEliminar
  4. Oh..............¿Seré esta vez afortunado?
    Tres veces he intentado llegar a tí, pero, créeme, soy torpe viejo, no lo he conseguido: Tal vez fué mejor porque era mi corazón quien te escribía y veo que con razón...ahora es...
    ZARINA, me alegra mucho el encuentro, toma de lo nuestro lo que creas conveniente y publica si lo crees oportuno.
    Besos.T.q.F.Novo

    ResponderEliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Tus palabras serán leídas con respeto. La cortesía es nuestro lema.

Entradas populares de este blog

POEMA DE NOEMÍ CARRIZO-

GEORGE CARLIN (Su esposa murió recientemente.)